Laguna de los Padres premia al que sabe y trabaja

Dos amigos de esta sección nos dieron sus tips para sacarle el jugo: trabajar brazoladas a ras del fondo y llevar una interesante variedad de carnadas. La mejor línea: yo-yó chica con brazoladas bien largas.
Esta semana nos vamos a
ocupar de un espejo que viene dando que hablar, según los informes semanales
que nos provee nuestro amigo Paco García: Laguna de los Padres. Y hablando
de amigos, precisamente dos queridos amigos la pescaron por separado en la
misma semana y nos hicieron llegar sus experiencias e imágenes, por lo que
podemos dar fe desde más de una visita, de cómo hay que pescar pejerreyes en
este espejo: a ras del fondo..
En la primera salida, a
cargo de Brenda Blum y Daniel Giménez, embarcaron con viento suave y
usaron línea de dos boyas yo-yó fijas. El primer intento fue del palo 1.000
para el lado de la compuerta y no hubo respuestas. Se corrieron unos metros
hacia la compuerta y empezaron a cobrar pejes buenos, tras haber
regulado las brazoladas para que trabajasen a sólo 5 cm del fondo. En
cuanto a los cebos, de entrada les rindió la mojarra, y después el camarón de
mar con tiritas de dientudo coloreado de amarillo, cebo este último que rindió
mejor.En un momento el viento
calmó y la laguna se planchó, cortándose el pique en varios lugares.
Finalmente, reencontraron la pesca trabajando la zona que va del palo 1.000
hacia el predio del casino. Las últimas horas, ya con algo de viento, hicieron
que mejorara el pique, pudiendo completar la cuota.
Brenda contó que usaron
líneas de boyas yo-yó de 20 mm, con brazoladas para pescar a un poco más de 2
metros y regularon las mismas en cada parada a 5 cm del fondo. Los anzuelos
fueron los 270 C Nro 3 de Mustad.
La segunda visita a este
ámbito estuvo a cargo de Daniel Pavoni, quien entró por el pesquero La Isla, siempre
con motor eléctrico y a remo, únicos permitidos. La primera parada fue a
1.000 metros del pesquero, por la boya 500, y también trabajaron con líneas de
2 boyas yo-yó trabajándolas casi a ras del fondo, en brazoladas de 1,85 a 1,90.
No tocaban las mojarras, por lo que varió a lombriz negra de tierra con remate
de filet de dientudo salado. Ahí empezó la fiesta: un pique tras otro de un
pejerrey muy peleador, vigoroso y sano. Algunos ejemplares llegaron a pasar los
40 cm.
Una clave: el pescado está acardumado
y hay que moverse para encontrarlo. A veces es bueno esperar 15 minutos para
tener respuestas. Pero si hasta los 20 o 25 no hubo respuestas, hay que irse y
probar en otro lado.
Cuando se cortó la pesca se
movieron hacia el Monte de los Judíos, donde sólo cobraron dos pescados. Otra
vez volvieron a moverse y eligieron, ya pasado el mediodía, el sector de El
Chiquero, cola de la laguna, una zona baja de 70 a 90 cm de profundidad. Allí,
siempre trabajando a ras del fondo pero esta vez con boya palito,
siguieron la fiesta con regios pejes que una vez clavados incluso llegaban a
saltar fuera del agua como si fueran taruchas.
Pese a lo dicho, no es una
laguna fácil y hay muchos pescadores que salen con muy pocas piezas, mientras
que otros completan la cuota y se divierten todo el día. Hay que saber
trabajarla, llevar variedad de carnadas, moverse y tomarse el trabajo de medir
profundidad en cada sector elegido para trabajar las carnadas pegaditas al
fondo. Muchos pescadores locales usan chiripá, pero sólo trabajan de este modo
una sola brazolada pegada al fondo, en cambio, con las yo-yó multiplicamos las
chances cuando la pesca está así. El premio es grande: excelentes piezas
Agradecemos a los amigos Brenda Blum de Sentí la Pesca y Daniel Pavoni de Locos por la Pesca.
El Pique al Día
Lagunas
En el corredor de Ruta 2 llovieron 70 mm.
Adela: viene dando lindo pescado, pero está complicada su pesca, hay que buscarlo en los juncales y en poca agua, donde calienta el sol rápidamente. Por eso muchos pescadores que pescan por el centro del espejo hacen sapo, mientras otros que los buscan allí salen contentos.
San Lorenzo: sigue con su oferta de abundantes pejes medianos.
Las Barrancas: buscándolos entre los juncales encontramos pejes medianos, gordos y combativos. Linda pesca.
Altos Verdes: otra que sigue entregando buena pesca de pejes medianos.
Salada de Monasterio: lo mejor se logra pescando en aguas bien bajas, de 30 a 40 cm de agua, donde mejoran los tamaños.
Chis chis: no rindió muy bien la última semana.
Tablillas: está un poco mejor que su vecina, entregando pejes medianos.
Mar Chiquita de Agustina: extraordinaria, sigue dando cantidad y calidad de ejemplares.
Melincué: sigue dando sorpresas de gran tamaño, especialmente si sopla viento.
Dique San Roque: buen pique de pejerreyes chicos a medianos, con ocasionales sorpresas, pescando con paternóster a 9 metros.
De los Padres: muy buenos piques a ras del fondo, con pejes de 30 a 40 cm. Carnadas: lombriz, camarón, filet de dientudo y mojarra.
Cuenca del Plata
Berisso: nos cuenta Joaquín Hasaín que la pesca se viene dando a fondo y en costas bonaerenses, no muy lejos de la orilla.
Por La Plata, los clubes Universitario, Río de la Plata y municipalizado, sólo dieron pesca de pejes a fondo.
Por Costanera Norte, semana de pique flojo, con pejes chicos y en poca cantidad.
En Pescadores se siguieron pescando grandes carpas con maíz y pasta. En toda la franja ser vio mucho pescadito chico lastimado por el frío.
De embarcados en zona Norte, pique recostado sobre aguas uruguayas, pescando en bancos, donde se logran los mejores ejemplares.
Por el Guazú, Luis María Bruno cuenta que de embarcados el pique estuvo muy remiso y sólo algunas embarcaciones dieron con alguna media docena de pejerreyes medianitos a chicos pero muy robustos y combativos. En lo que respecta a la variada, sólo se dio este fin de semana para muy lindos bagres amarillos y sapo.
Muelles del Guazú: sumamente pobre el pique de pejerreyes desde los muelles donde sólo se dieron algunas capturas en el transcurso de la mañana, y pasado el mediodía el pique fue nulo. La variada fue sólo de bagres amarillos que toman mojarras y lombriz.
Paraná de las Palmas: muy remiso el fin de semana, para el pejerrey hubo que trabajar mucho para dar con algunas capturas esporádicas en Vuelta del Este, muelle de TAGSA y Panza de la Burra, en lo que respecta a la variada también en nuestra zona se encuentran gran cantidad y buenos portes de bagres.
Juncal y Juncalito: pejerreyes en abundancia pero mayormente medianos a chicos.
Villa Paranacito: están saliendo lindos pejes medianos, bien gordos.
Rosario: doradillos a full, ideal para pescar con artificiales.
Ríos y canales
Por suerte se empezaron a dar piezas en algunos pesqueros de orilla, en el marco de un Salado crecido que está alimentando pesqueros rendidores como el Arroyo Camarón, donde está saliendo mucho pejerrey de 20 a 30 cm y La Cascada, en Canal 15, también con un pejerrey de 25 a 30 cm. Pero ayer nos dijeron en este pesquero que no se puede entrar porque la lluvia anegó caminos. Así que no hay que mandarse sin llamar previamente.
En Don Eduardo, Salado y Ruta 2, se pescaron a fondo carpas chicas y medianas con masa, bagres blancos y amarillos con lombrices y la pesca de pejerreyes estuvo muy errática.
Costa atlántica
En Partido de la Costa, según Diego Araujo, la pesca estuvo difícil tanto de playa como de muelle, pues salió poco y chico, algunas brótolas, congrios chicos, rayas y pescadillas en la variada. De flote, algunos pejerreyes desde los muelles. La mejor hora es a la noche aunque sorpresas durante el día podemos tener. Se dio mejor pique en bajante.
En Tapera de López salió algo de pejerrey y en la curva se dieron las mejores capturas, en un hermoso lugar para disfrutar en familia.
En los 5 muelles hay que ser cauto con los enganches, la pesca se da a lo último de la crecida. Desde playa lo mejor se dio en Punta Rasa en San Clemente o Punta Médanos al Sur de Mar de Ajó. Se dieron buenas capturas en kayak desde los 800 mts, con mucha pescadilla, brótolas y congrios y pocas pero grandes corvinas de 3 kg.
Doradolandia en Rosario
 
Cuenta el guía Lucas Santángelo que pese al frío en vacaciones sigue picando firme el dorado en su ciudad. Se logran buenas cantidades en una actividad incesante que nos permite divertirnos en grande, aunque muchos sean chicuelos. “Todo se pesca con artificiales -señuelos y moscas- porque hemos notado que NO toman carnada, están con la panza llena. Incluso al atacar nuestros ‘engaños’ lo hacen por instinto”, cuenta el guía. A tenerlo en cuenta (0341) 154-686222 / 155-597981.

Fuente: Viva la Pesca Diario Popular

Hace Click en la foto para
conseguir tu entrada GRATIS