Juan Aguirre fue encontrado por buzos especializados, cerca del espigón del Club de Pesca Tornquist.

Buzos y bomberos de la región trabajaron para hallar el cuerpo de Juan Manuel Aguirre.
Una nueva fatalidad en la laguna Las Encadenadas se registró ayer al mediodía, luego de hallarse el cuerpo sin vida de un pescador.
Bomberos, buzos, policías y pobladores de la zona llevaron adelante la búsqueda de Juan Manuel Aguirre (40), quien desapareció durante la tarde del viernes, al parecer a raíz de sufrir un desperfecto su embarcación.
Según se informó de manera oficial, el hallazgo se produjo cerca del espigón del Club de Pesca Tornquist y estuvo a cargo de rescatistas profesionales.
La autopsia determinó que el hombre dejó de existir a poco de caer al agua por hipotermia.
Para sumarse al rastrillaje de los servidores públicos de gran parte de la región, ayer a la mañana se hizo presente personal especializado en tareas de buceo.
Si bien la actividad en la laguna era habitual en la jornada, con un incesante ir y venir de embarcaciones trasladando pescadores, las características y consecuencias del suceso era tema obligado en cada rincón del lugar.
La costa también había sido recorrida a pie, sin que se hallaran en ese sector rastros de la víctima, lo cual, con el paso de las horas, alejó cualquier posibilidad de encontrarla con vida.
La laguna Las Encadenadas se sitúa en una profunda depresión, forma parte de la cuenca endorreica del sudoeste, es alimentada por vertientes subterráneas y recibe el aporte de los arroyos Chasicó y Sauce Chico.
Con sus 1.000 hectáreas y una profundidad media de tres metros, Las Encadenadas es considerada un paraíso para los amantes de la pesca del pejerrey, no sólo por la cantidad de piezas que alberga sino por el tamaño de los ejemplares que en ella pueden obtenerse, con un peso promedio cercano a 800 kilogramos.
“El sector donde fue hallado el cuerpo de Aguirre tiene una profundidad bastante regular de unos dos metros y medio”, explicó a un cronista de La Nueva. el jefe de los bomberos voluntarios de Saavedra, Eugenio Tejera.
Se supo además que Aguirre era oriundo de la localidad de Saavedra, estaba casado con la bombera Ana Laura Conrad y tenía dos hijos menores de edad. Era sobrino del actual presidente de la comisión directiva de bomberos Osvaldo Fidalgo.
“Este muchacho es parte de nuestra familia. Estamos muy afectados por esta tragedia debido a que vino a la laguna junto a otro bombero, que no se encontraba en el bote, aunque fue el que dio aviso al servicio de emergencias”, concluyó el vocero.
Doce buzos pertenecientes a las brigadas de Tres Lomas, Casbas, Salliqueló y Carhué colaboraron en la búsqueda para hallar el cuerpo de Juan Manuel Aguirre.
Las tareas fueron coordinadas por el segundo jefe de los bomberos de Tres Lomas, Guillermo Bellera.
Fuente: www.lanueva.com