En lagos,
ríos, mar, en barco, con mosca y más…

Algún
adicto a la pesca está buscando un nuevo lugar para despuntar su vicio o
alguien se encuentra por estos lares y no sabe qué actividades puede realizar.
Bueno, para cualquier caso, que nadie se olvide de la posibilidad tirar una
caña en un lago, río o mar de Río Negro y practicar la pesca. Porque
la provincia ofrece, como pocas, variedad de lugares y modalidades para
poder desarrollarla.

La pesca en
Río Negro puede practicarse con los paisajes de ensueño de la cordillera andina
como fondo, ya que Bariloche, El
Bolsón y alrededores ofrecen una gran oportunidad para quienes
disfrutan de esta práctica. También desde las arenas de Las
Grutas, mientras se está vacacionando allí, se pueden aprovechar las
templadas y prolíficas aguas del golfo. Desde el Puerto de San Antonio
Oeste, a escasos 20 km de Las Grutas, el pescador puede embarcarse hacia el
interior del golfo San Matías para pescar meros, salmones o pez palo.
El río
Negro en toda su extensión es zona de pesca. Especialmente, en los islotes que
se forman en su zona media, cerca de Choele
Choel, se llegan a pescar ejemplares de hasta 1 kilo. Y no se puede
dejar de mencionar la famosa Bahía San Blas, a pocos kilómetros de Viedma,
la capital de la provincia. Este lugar es considerado un “Edén” para
los pescadores, por la variedad y cantidad de las especies que la habitan.

Bariloche

La pesca es
un deporte apasionante y en especial en los lagos y ríos del sur argentino.
Pero para poder disfrutar de unas inolvidables jornadas de pesca en Bariloche y
sus alrededores existen detalles para tener en cuenta.
Bariloche
es un lugar ideal para la pesca. Además del majestuoso lago Nahuel Huapi,
prácticamente todos los ríos se interconectan con profundos lagos que permiten
la proliferación de valiosas especies ícticas. Pero para encontrar el
sitio ideal de acuerdo a lo que cada uno quiera pescar y con la técnica que
desee utilizar, nada mejor que contar con la ayuda de expertos guías de pesca.
Según
Alejandro Leutger, guía profesional de pesca,
“para
quienes recién se inician en este deporte, es aconsejable el río Pichileufu
para pescar con mosca (fly casting) en la modalidad de badeo que se realiza
desde la costa, porque pescar en otros ríos más grandes como el Limay resulta
mucho más difícil para un principiante. En los lagos se utiliza más el spinning
(cucharita) que es la técnica con la cual la mayoría comienza a pescar. Pero la
técnica preferida es el “fly casting” porque es la más divertida”.

En esta zona
se encuentran cuatro especies de salmónidos introducidos a principios
de siglo. Estas son: la trucha arco iris, la trucha marrón, la trucha de arroyo
y el salmón encerrado que “está bastante restringido en el río Traful,
pero que es posible encontrarlo en el río Limay”. En el lago Nahuel Huapi
habitan, además, especies autóctonas propias del lugar, como las percas que son
similares a las corvinas, los pejerreyes, el puyén chico y el puyén grande.
Estos dos últimos no se pescan por ser el primero muy pequeño (mide unos 10 cm)
y el segundo porque habita a 30 metros de profundidad.
Pesca en los
alrededores de Bariloche. Foto gentileza del EMPROTUR.
Dónde y qué
pescar
En el río
Pichileufu pueden encontrarse truchas arco iris, de arroyo y marrón, como
también la perca que es una especie autóctona que se puede pescar pero no
sacrificar.
En la
margen norte del lago Nahuel Huapi existen varios ríos y arroyos que
desembocan en el lago, entre ellos el Chiñuraco, el Huemul, de la Estancada y
el Correntoso,
en los que se pueden pescar truchas de arroyo y marrones.
En la
margen oeste del lago se ubica el arroyo Pireco; en el brazo Machete el arroyo
del mismo nombre; a 15 km de la unión del Correntoso y en la zona norte
del brazo
Blest, los arroyos El Cuerno y Millaqueo. A todos estos lugares es preciso
llegar con bote o lancha de motor, siendo la técnica más difundida en estos
lugares “el trolling” que consiste en arrastrar señuelos desde una
embarcación.
Hacia el
sur de Bariloche debe destacarse el sistema del río Manso donde se encuentra un
pequeño lago denominado “Los Moscos” con abundantes truchas arco iris
y marrones.
Luego están
los lagos Fonck, Hess y Roca donde con la modalidad trolling y mosca
se pueden obtener buenos ejemplares de arco iris y arroyo. Por su parte, Puerto
Arrayaneses un excelente pesquero de fontinnalis.
Partiendo
de la ciudad y tomando la ruta nacional 258 con dirección a El
Bolsón, se puede encontrar a unos 60 km el paraje llamado Pampa del Toro.
Se abandona la ruta principal y siguiendo a la derecha, el camino conduce
la lago Steffen. Desde ahí es posible partir por un sendero hacia el Martin.
Ambos son excelentes pesqueros, sobre todo de truchas y percas.
En el río
Pichileufu puede encontrarse trucha arco iris, de arroyo y marrón, como
también perca que es una especie autóctona que se puede pescar pero no
sacrificar.
Pero sin
lugar a dudas el lugar más frecuentado es la boca del río Limay, el más
importante del sistema. La mejor ubicación es su margen izquierda a corta
distancia del lago, predominando las truchas arco iris.
Y para los
amantes de la pesca con mosca, nada mejor que el sector norte del río Limay
hasta su Confluencia con el río Traful. También son buenos pesqueros el río
Caleufú (en el sector de Casa de Piedra, camino por Paso Córdoba) o el Pichi
Traful y el Ruca Malen, en la llamada “Ruta de los 7 lagos”
Qué se
necesita
Todo
turista que llegue a la zona necesita un equipamiento adecuado. Si va a pescar
en lago tiene que llevar cucharitas y para el “trolling ” se usan
rapadas o cucharas grandes con líneas de plomo. En el caso del badeo que se
realiza caminando en el río, la indumentaria aconsejable para el frío es el
“wader” de neoprene. Lo que mejor complementa un buen equipo es el
“reel”.
Excursiones
de pesca
Las
empresas dedicadas a la organización de excursiones de pesca realizan un
“full service”, es decir se encargan de todo. Desde ir a buscar a los
pescadores al aeropuerto, hacer las reservas de hotel e incluso les
proporcionan todo el equipo necesario. El guía de pesca se ocupa de que nada
quede al azar y el cliente se sienta lo mejor posible.
.
 Las Grutas:
Aguas cálidas y playas con acantilados 
La costa atlántica rionegrina tiene tres puntos importantes y destacados, uno por ser un centro turístico altamente concurrido, otro por ser centro de la pesca marítima comercial, y el tercero por constituir un apoyo fundamental para la actividad económica de la Patagonia. Estamos hablando de Las Grutas, San Antonio Oeste y Puerto San Antonio Este, respectivamente.
Las Grutas
A Las Grutas llegan cada año miles de turistas dispuestos a divertirse, relajarse y pasarla bien. Llegan atraídos por sus playas con acantilados de increíble belleza y por las famosas aguas cálidas de estas costas. Su clima es semiárido, con escasas lluvias y con una tempertura que en verano va desde los 14 hasta los 30 grados.
.El balneario está construido sobre acantilados en forma de grutas. Foto gentileza Dirección de Turismo de Las Grutas.
Este
balneario tan concurrido de la Patagonia argentina forma parte, en realidad,
del municipio de San Antonio Oeste, ubicado a 15 kilómetros de allí. La
ciudad de 17.000 habitantes se hizo fuerte e importante a partir de la
habilitación, a pocos kilómetros de allí, del Puerto San Antonio Este en 1983.
Los productos del mar y su posterior comercialización, además de la agitada
actividad del puerto, se conviertieron en la base de su vida económica.

Es
importante destacar que el Ejido Municipal de San Antonio Oeste abarca tres
núcleos: San Antonio Oeste, Puerto de San Antonio Este y Las Grutas. Estos
puntos conforman un circuito turístico de excelencia, con diversos atractivos y
con zonas de destacado valor ecológico en el ámbito nacional e internacional,
como la Reserva de la Bahía
San Antonio.
El Golfo
San Matías
Las Grutas se
encuentra ubicada en el Golfo San Matías sobre la costa Atlántica de la
provincia de Río Negro, Patagonia Argentina. Se accede desde el norte por Ruta
Nacional N° 3 o por Ruta Provincial N°251, desde el sur por Ruta Nacional N° 3
y desde el oeste (Valle Medio) por Ruta Provincial N° 2.
A 70 km de
Las Grutas se ubica el Puerto de San Antonio Este, terminal portuaria
internacional de aguas profundas con servicios e infraestructura básica. A sus
alrededores posee playas vírgenes, tranquilas y extensas de arena, almejas y
caracolas.
Las Grutas posee
una población estable de aproximadamente 2.500 habitantes y una afluencia de
aproximadamente 100.000 turistas durante la temporada alta (verano) que
va desde el 15 de diciembre hasta el mes de febrero. Durante la temporada
media/baja disminuye el flujo turístico ofreciendo la ciudad acontecimientos
especiales durante los fines de semana así como salidas promocionales para
incrementar el arribo de turistas en esos meses.

El centro
turístico posee una amplia infraestructura de servicios. Cuenta con una oferta
de alojamiento de más de 17.000 plazas divididas en las
categorías hoteles, residenciales, complejos y casas de alquiler, ademas de los
campings y albergues. Es importante mencionar que durante el mes de enero se
colma la capacidad de la oferta por tanto recomendamos hacer reservas con tiempo

Las amplias playas de Las Grutas reciben a miles de turistas cada temporada.
En cuanto a
los servicios gastronómicos posee más de 20 restaurantes localizados
en el área que ofrecen platos típicos regionales, como menús turísticos entre
los cuales se destacan: Salmón al roquefort, Rabas fritas, Cucuruchos de
cornalitos, Milanesas de merluza, Escabeche de mariscos, Cazuela de mariscos,
Almejas gratinadas y a la vinagreta, Cóctel de camarones, Pulpitos, preparados
de diferentes formas, Paellas, Picadas de mariscos, Mejillones a la provenzal,
Ostras, Pejerrey frito, Lenguado a la crema, Calamares rellenos, Sopa de
cangrejos, Vieiras gratinadas.
La oferta
de esparcimiento la componen el Casino con alternativas de varios
shows en vivo, funcionando durante todo el año, el polideportivo donde
se realizan espectáculos de nivel y actividades deportivas, la Feria de
Artesanos, espectáculos callejeros, juegos infantiles, confitería,
discotecas y excursiones de pesca, buceo y reconocimiento de la
naturaleza a los alrededores.

Para tener
en cuenta

La pesca,
precisamente por ser una actividad deportiva, está reglamentada. Y para
poder practicarla es necesario contar siempre con el permiso correspondiente
(extendido por Parques Nacionales, organismos provinciales o casas de pesca autorizadas).
No hay que olvidarse que la temporada aquí y en toda la región patagónica
comienza el 1º de noviembre y culmina en abril. Esto no es casual:
responde a la necesidad de permitir a los peces desarrollar sin alteraciones su
ciclo reproductivo, que es en invierno. Pescar fuera de las fechas autorizadas
implicaría la muerte de reproductores y la pérdida -a mediano plazo- de uno de
los principales atractivos turísticos de la región.
Las
modalidades de pesca van desde el spinning (con cucharita desde la
costa) o el trolling (pesca embarcado) hasta el fly casting (pesca con mosca),
dependiendo de la zona. Pero el dato que usted realmente nunca debe olvidar es
el de devolver la pieza al agua.

Mención: www.patagonia.com.ar