Termas de Río Hondo

EL LAGO. Es un gran espejo de agua de 44.000 has. que tiene 19 km de largo y 17 km de ancho. Se alimenta de los caudales de los rios Salí, Gastona, Medina, Marapa, Lules y Chico, todos de la provincia de Tucumán. El Lago posee una gran riqueza ictícola, bogas, sábalos, bagres, tarariras, pacúes, surubíes y dorados de hasta 24 kg. Anualmente se realiza en el mes de octubre el Campeonato Nacional de la Pesca del Dorado, que permite año a año festejos con brillo y exitos.

La Presa de Río Hondo

En la Presa Rio Hondo, también se pueden practicar deportes náuticos tales como sky acuático, motonáutica, remo, jet sky, veleros, surf, optimistic, etc. También se realizan campeonatos de natación dentro de los triatlones. Para tranquilidad de todas las personas la Policia Lacustre cuenta con una mini unidad meteorológica con información permanente sobre temperatura ambiente, humedad, presión atmosférica y pronóstico del tiempo.
El terraplén destinado a contener el caudal, tiene 4320 m. de largo y una altura de 29 m. construido con piedras sobre el cual se halla el DIQUE FRONTAL. Se destaca de su construcción una estructura de hormigón que totaliza los 206 m. de largo. con una base de 42,5 m. posee una válvula que permite el paso regulado del agua que da lugar al nacimiento del RIO DULCE que tiene una longitud de 65 km. hasta el Dique Los Quiroga, disponiendo en sus márgenes zonas ideales para la pesca. A lo largo del rio se puede practicar kallac .
Lugares Habilitados:
Todos los ríos, diques, embalses, arroyos, bañados, lagunas, etc. de nuestra provincia.

SITIOS PREFERIDOS

En el río Dulce: Paso de la Sina, Los Telares, Tacigasta, La Dorrnida, Villa Nueva, Sumamao, Silípica, San Pedro, Santa Rosa, La Vuelta de la Barranca, Los Cardozo, Los Quiroga, La Guarida, Boca Toma, Perchil, Maravilla, Tabique, La Upianita, Dique Río Hondo.
En el río Salado: El Dique Figueroa, El Devastadero, El Km O, El Km 4, El Km 21 , El Km 40.-
MUY IMPORTANTE: · Arrojar peces pequeños al agua · Mantener limpio el lugar de pesca.
Recomendaciones
Se debe navegar con la matrícula vigente actualizada.
El ingreso de la embarcación al lago debe hacerse por las bajadas de lanchas autorizadas. Las mismas se encuentran en a) Policía Lacustre b) El Club Náutico Santiago del Estero c) Yacht Club del Faro.
Como paso previo a la navegación se debe dar parte del ingreso al Lago en el Control de Policía Lacustre. Del mismo modo se procederá al regreso de la misma. Cuando se prevea navegar a más de 3 (Tres) km. del muelle de origen, se deberá completar la planilla de navegación.
En todos los casos la navegación o pesca deportiva es diurna.
Se debe llevar un medio de comunicación permanente con el control de Policía Lacustre (Equipo VHF en el Canal 16 de banda Marina, o frecuencia 156.800, o Teléfono Celular cuyo N° se declarará en la planilla de navegación).
Es obligatorio contar en la embarcación con los siguientes elementos mínimos de navegación:
  1. 1 (Uno) chaleco salvavidas por tripulante (menores con el chaleco salvavidas colocado mientras dure la navegación)
  2. 1 (Uno) salvavidas circular con un cabo de 28 metros
  3. Elemento de achique de agua (Balde)
  4. Elemento de fondeo (Anclas)
  5. Matafuegos
  6. Remos
  7. Bengalas
  8. Silbato
Se aconseja además contar en la embarcación con: linterna, espejo, fósforos, trajes de agua.
La pesca deportiva es diurna y sujeta a las normas que establece la Dirección de Protección de los Recursos Naturales y se debe contar con el carnet de pesca actualizado.

Rió Dulce

La pesca deportiva se centraliza en los principales ríos de la provincia, el Dulce y el Salado. En el primero de ellos, desde su salida del dique frontal de Río Hondo hasta su desembocadura en Mar Chiquita, todo su recorrido cobija grandes cardúmenes de bagres, bogas, tarariras, sábalos y concentraciones de dorados en el lago de Río Hondo, dique Los Quiroga y La Dormida.
Esta zona comprende unos 120 km . de trayecto fluvial en todo el cual no se puede pescar sino desde la orilla, por no presentar condiciones de navegabilidad sino en el caso de los diques y embalses.
El río Salado, desde su entrada por el límite con Salta hasta su salida por la provincia de Santa Fe, al igual el Dulce, ofrece gran variedad y tamaño de los mismos peces. Tiene excelentes pesqueras de dorado en dique Figueroa, San Roque, el 30, Suncho Corral. En cualquier punto  de estos ríos se pueden conseguir dorados de 6 a 12 kg . y en los lugares de mayor concentración, de 12 kg . hasta más de 20, en la modalidad trolling.

Guias De Pesca Terma De Rio Hondo

Lito Guaráz – 15 444434
Mario Herrera – 422007
René Fernández – 15-449313
Carlos Álvarez – 421684 / 15 689147
Silvio Molinari – 03858- 422683 / 03858- 15 400860
Jaime Tatareto – 03858-42331
Rubén Giménez – 03858-421901 / 0385 15 5034575
Mención: Pescaargentina.net
Una charla con César Neme, el guía con más de 25 años de experiencia en este emblemático río de dorados.
Fd: ¿Cuál es tu momento favorito de la temporada para pescar el Dulce?

CN: La visión personal como pescador que puedo dar a esta respuesta es particular, ya que dado a la posibilidad de estar en el río en menos de una hora me permite interesarme demasiado en los momentos más difíciles del río y en donde el desafío de mover un pescado es mayor. Dicho esto, no queda más que aclarar que las primeras semanas post ola polar invernal, son los momentos que me tientan para salir al río; en esas fechas un pique vale oro y la obligación a intentar con variadas técnicas durante una jornada, es el mayor placer como pescador.

Ahora, si como guía tengo que emitir opinión dirigida a clientes, siempre recomiendo cada temporada según el avance del invierno y las fechas tentativas a la ola polar del párrafo anterior, dado que pasadas una semanas de ella es cuando las temperaturas comienzan a incrementarse (clima variable Agosto/Septiembre) y el dorado comienza su alimentación esperando su momento anual cíclico de desove.


Fd: ¿Cómo varía la pesca de acuerdo a las distintas épocas de la temporada que mencionás? ¿Cómo debemos adaptar nuestros equipos a cada uno de estos momentos?

CN: Las estaciones climáticas en sí nos determinan un poco la utilización de nuestros equipos, siendo un promedio a aplicar que, a menor temperatura del agua, más abajo debemos buscar los peces. Para ello utilizamos líneas con puntas de profundidad o bien derivas trabajando las moscas de manera tal que nos permitan tentar un dorado en el fondo de las aguas. Cabe aclarar que a mayores temperaturas el dorado se alimenta más cercano a la superficie y así nos brinda tomadas claras y explosivas utilizando líneas de flote. De todas maneras, tratándose de pesca, variar las técnicas durante una jornada de acuerdo a los resultados de las mismas es lo que nos llevará a concretar los piques


Fd: ¿Cuál sería el equipo ideal, más versátil, para el río Dulce?

CN: Como equipo ideal, podemos decir que hoy día dado al porte de dorados de 10 kg que podremos llegar a encontrar en nuestras excursiones, tanto en vadeo como realizando una flotada, un equipo #8 es el más recomendable. Es menester una caña que nos permita en días con viento, tener la precisión con las moscas de dorados (considerando el tamaño y peso que suelen tener las mismas). Hay cañas que no tienen esta virtud, y suelen quedarse sin energía, requiriendo demasiada técnica por parte del pescador para salir adelante en una jornada como la supuesta. El reel con freno adecuado para la embestida enérgica e inicial que nos brinda el dorado, y línea de flote como primera medida, opcionalmente agregar una F/S.
Fd: ¿Cuál es la mejor forma de pescar el río? ¿Es preferible pescar al golpe casteando cerca de los palos o no?

CN: La manera más adecuada de pescar el Río Dulce está estrictamente ligada a la zona de pesca y a la estación climática o temperatura del agua, por eso está la necesidad de aplicar variadas técnicas de pesca y no estrictamente una. El río tiene zonas de muchos palos donde se debe focalizar la posibilidad del pique, ya sea con una pesca al golpe y stripeos continuos; con una presentación al golpe y deriva; o simplemente una mosca delicada que toca el agua, sale en huida o deriva con la movilidad que las corrientes laterales al palerío generan.
También tiene sus sectores donde predominan barrancos y un fondo arcilloso, tramos en los cuales de encontrarnos con aguas medianamente claras, nos permitirán realizar largas derivas de moscas por el fondo, buscando justamente los dorados que allí se ubican, en los veriles profundos o bien en las distintas protuberancias o cavidades que tiene una barranca. Siendo que trabajo sobre tantos sectores del río, las técnicas varían también conforme a la geografía de los mismos.


Fd: ¿Cómo se puede acceder a distintos puntos si se quiere pescar el río de vadeo?

CN: Dentro del servicio que uno realiza como guía, existe la posibilidad de realizar salidas en la modalidad vadeo, para ello uno contempla el nivel del río, concentración de peces en la zona, y presión que pueda tener el sector a vadear. Todo ello nos asegurará accesibilidad por dentro de las aguas en cada rincón para someterlos a nuestras moscas, con la seguridad necesaria y el pleno conocimiento del cauce. Es un río que aparenta ser fácil para el vadeo, pero requiere de experiencia para poder extender el mismo, cuestión la cual incrementa las posibilidades de mayores resultados. Los accesos son por caminos en ocasiones demasiado complicados, por ello el servicio de transfer hasta el río se presta en camionetas Hilux 4×4 para dar la mayor prestación y confort a los clientes. Es importante rescatar el hecho de que NO EXISTEN las rayas en la fauna íctica del Dulce, por lo que no existe el riesgo de encontrarse con una de ellas.


Fd: ¿Cómo son los programas de flotada (el recorrido, las técnicas, pérdida de moscas, etc.)?

CN: A pesar de que algunos clientes de localidades cercanas optan por visitar por un día -pero varias veces al año- el pesquero, las flotadas que se ofrecen son de programas mínimos de dos días, y recomendamos ello para mejores resultados dada a la gran posibilidad de tramos con los que se cuenta para ofrecer el servicio, y en ocasiones tener un segundo día de pesca nos ofrecerá un tramo distinto y otros resultados.

Los recorridos varían en distancias según el nivel del caudal, aún así el promedio a recorrer es unos 12 km aprox. diarios, tratando de estar en situación de pesca dentro de las dos primeras horas de la mañana (según estación del año) para luego hacer un break del mediodía con las comodidades necesaria (mesas, sillones, conservadoras, vajilla), un descanso post almuerzo, y continuar la actividad hasta el ocaso; donde nos espera el transfer para regresar al hotel. En los meses de Abril/Septiembre se pueden realizar excursiones con campamento agreste nocturno entre las jornadas de pesca, siendo un programa de 2 días de flotadas.

Las técnicas de pesca desde la balsa no difieren de las generales comentadas en los párrafos anteriores, lo que suma es la posibilidad de rescatar las moscas con las balsas, nos permite utilizar tippets de mayor resistencia, para así tener mayores incidencias sobre la iniciativa de empalarse (enredarse en los palos) que pueda ofrecer un dorado. También la alternativa de tener una embarcación próxima al lugar de presentación de la mosca, nos brindará un cast más preciso y hasta arriesgado, colocando la mosca en lugares que en la modalidad de vadeo resultarían imposibles y desde ángulos más variados inclusive.

En cuanto a la cantidad de moscas, siempre recomiendo traer lo que tenga al alcance cada pescador, todo sirve o bien se le puede dar una utilidad, con tijera en mano y lastres podemos hacer funcionar esas moscas ‘descartadas’. Y para el caso de necesitar adquirir moscas, como guía y atador siempre tengo a disposición de los clientes los pack económicos de 20 moscas, las cuales intentan ser una solución para aquellos que no cuenten con el tiempo necesario para el atado, a un bajo costo. La pérdida estimativa de una jornada de vadeo es de 20 moscas, y para una flotada se reduce a la mitad.


Fd: ¿Qué moscas no pueden faltar en nuestras cajas?

CN: La variable del río es tal que a dicha condición deberíamos combinar con el estado del cauce. O sea, cada momento del río tiene su mosca infaltable, y ello solo lo determina la madre naturaleza día a día. Aun así, podremos hablar de colores o combinaciones de los mismos: colas negras, azules, violetas, verdes, amarillas, rojas, blancas; combinando las alas y cabezas de las mismas siempre con colores más oscuros. Por ejemplo: (cola/cabeza) violeta/negra, verde/roja, blanca/roja, blanca/azul, etc.

Y a todo ello agregar un par de poppers. A tener en cuenta para el atado: anzuelos 3/0 y líder de acero de 30 lbs.
Hoy día con la información web ya no hay tanto que agregar al tip de ‘la mosca’, ya que miles de diseños están ‘colgados’; no así una década atrás, donde conseguir un paso a paso de una mosca requería suscribirse a alguna revista norteamericana o europea.
Fd: ¿Qué nos podés contar de tu mosca “Némesis”?

CN: Esta es una creación que surgió de la necesidad de suplir materiales naturales por sintéticos que estaban siendo probados allá por el año 2006, época en la cual el Río Dulce se comenzó a recuperar de una mortandad masiva del año 2003. Con la derivación de caudales normales, esto devino en miles de doradillos que repoblaron el cauce, y que pescarlos era una trituradora de plumas. La idea era tener una mosca duradera, de fácil atado, que tenga movilidad y tracción en el agua, cumpliendo con las necesidades que exigía el río en aquel momento: profundidad media y mucho brillo con un cuerpo estilizado de fácil casteo con cañas 5 o 6.

Así surgió la Némesis (2007) que se la ataba con fibras sintéticas en la cola, colocaba un mechón de ellas atado al medio de la pata del anzuelo, plegaba el mismo hacia la cola, mucho brillo y luego la ligera cabeza de craft finalizando con los ojos de cadena.
Luego fue sufriendo cambios: Némesis Evolution (2009), un solo mechón pero haciendo un sistema de rampa, brillo, cabeza voluptuosa y ojos.

Némesis Evolution II (2013), como pescamos en zonas donde permitía hacer grandes derivas dado a la geografía del cauce, le agregamos un par de plumas a la Némesis E.

Y finalmente, la Némesis Track (test 2007), que consiste en una N.E. con una variante en la cabeza para lograr de top en el strip y mayor corte de agua. Ésta última fue utilizada en la temporada 2014, donde era necesario tentar a los grandes dorados que fueron apareciendo en aguas frías/templadas de septiembre/octubre, peces que con la cantidad de alimento que tenía el río, se encontraban demasiado cómodos e incentivarlos era obligación.

Hubo memorables jornadas de pesca con el fogón nocturno del campamento, donde varias personas eran de la partida, entre ellas mi amigo personal Eugenio Lucio, compañero de tantas alegrías y amarguras con la mortandad, y con quien tuvimos la suerte de ver el día a día del renacer del Dulce. Estábamos haciendo una nota gráfica, el Diego Flores era el responsable, quien luego de charlar las razones y preguntar sobre el río y “la mosca” que estaba atando yo (a un promedio de 15 moscas por hora), para reponer lo que las 6 cañas habían perdido durante el primer día de pesca, él la bautizó como ‘NEMESIS’, aduciendo al castigo que estaba sufriendo el río por la cantidad de piques que teníamos con ella.


Fd: ¿Qué opinión te merece el presente del Dulce en cuanto a cuidado y conservación?

CN: Materia pendiente si las hay el cuidado y conservación del río. Lamentablemente las políticas gubernamentales hacen caso omiso a tal cuestión, sin contemplar lo importante que es para el medio ambiente el mantener un cauce promedio y puro de contaminantes. Por suerte la extensión del Río Dulce, su geografía de bañados, y su lecho arenoso, lo auto conserva en el paso de los años, gracias a las crecientes dadas por las lluvias importantes en la cuenca.

El peor enemigo que tiene el ecosistema del Dulce es el bajo caudal, el cual es manejado por el humano, siendo que el sistema de riego se lleva la mayor relevancia en cuanto a necesidades. Igualmente, la insistencia en los organismos adecuados, el diálogo y la perseverancia, hacen que hoy día los encargados de Fauna, Riego, y Comité de Cuenca tengan un mayor interés que años anteriores, y vamos por un buen camino futuro. La sociedad ribereña resta que se involucre un poco más a su conservación, para lo cual es necesario reforzar las políticas educativas regionales.
Fd: Después de haber pasado tanto tiempo guiando en este ambiente, ¿por qué creés que es un destino único, diferente a otros ríos de dorados? ¿Por qué debería visitarlo todo pescador con mosca?

CN: La característica fundamental que tiene el Río Dulce, y por la cual estimo que deberían visitar como un destino obligado para quienes pescan dorados, es que el cauce tiene una velocidad que permite hacer una pesca en balsa extremadamente agradable, y a su vez el vadeo nos brinda un contacto natural muy agradable en situaciones de pesca. La posibilidad de combinar ambas modalidades queda prácticamente a elección del cliente. Asimismo, al tener riberas con montes autóctonos, que desbarrancan en las crecientes, estos árboles nos brindan infinitas situaciones de pesca en cada trayecto, dejando escondites para el acecho de los dorados en espera de su alimento y obligándonos al juego del cast de precisión y dinámico sin que ello resulte en algo agotador físicamente. A todo ello hay que sumar que el agua tiene una trasparencia intermedia, situación cómoda para engañar a un pez que es el superior en la cadena alimenticia de ese ecosistema hídrico.

Es importante saber que los resultados no son casuales en el Dulce, dado a las variables del caudal y la extensión de kilómetros a pescar, la elección del lugar de pesca es fundamental.


-El guía César Neme reside indistintamente en la ciudad de Loreto como en la capital de la provincia de Santiago del Estero, según los tramos en los que el río permite realizar las excursiones. Opera sobre unos 17 tramos distintos del río, siendo por ello el guía con mayor campo de acción.
Guía César Neme: flycastingsantiago@yahoo.com.ar
Mención: www.flydreamers.com

Flotando en el Río Dulce

Nota de: http://www.federicoprato.com.ar/
Nuevas alternativas para la pesca del Dorado.

LLegamos al fin del 2008 y si algo tenemos que decir es que es el año del Dorado, casi todos los ámbitos del país han pasado por su mejor momento, antes o después los pesqueros dieron sus mejores capturas en años. Uno de ellos en particular el Río Dulce parece haber sido visitados por más pescadores de los que podamos imaginarnos. ¿Por qué? Se lo preguntamos a distintos pescadores y expertos, no se pierdan esta y las próximas notas…

El grupo se prepara para la aventura.

Tuve la suerte de conocer el Rio Dulce antes del fatídico corte de agua del año 2003, puedo contar al igual que muchos de la maravillosa pesca que nos quitaron en un abrir y cerrar de ojos  o mejor dicho como quien abre y cierra un grifo. En fin,  prefiero contar  la increíble recuperación  que tiene actualmente este generoso pesquero que podemos disfrutar desde hace un par de años.
En Agosto del 2007, me comunique con Cesar Neme (palabra más que autorizada en la materia), quien me puso al tanto sobre las mejoras y desde ese momento  debo  haber  pescado vadeando unas 6 o 7 veces por períodos de  4 a 5 días y siempre acompañado por Cesar Neme. La pesca  fue creciendo en cantidad y además  en calidad,  pero en cada uno de estos viajes pudimos ver algún dorado importante al cual por distancia o por su  lugar estratégico, no llegábamos alcanzar con nuestras moscas.
A fines de noviembre pasado,  recibo una nueva invitación de Cesar, esta vez con algo nuevo: Decidimos flotar el rio.  Con el apoyo de otro guía amigo, Mario Santillán de Salta, el Chino Charata y Víctor Rueda. Quienes aportarían otra balsa, para la flotada junto a Cesar,  la logística y su vasta  experiencia tanto en el monte como en el rio,  el cual  pesca desde niño.
El lugar elegido como base de operaciones fue la ciudad de San Martin. (Loreto) ubicado a unos 60 Km de la capital Santiagueña,  aguas abajo del dique Los Quiroga.  La zona cuenta con todos los servicios, un par de hoteles, comedores, proveedurías y se ubica a solo una media hora de viaje del lugar elegido, ya sea que vamos a vadear  o para flotar. Si decide flotar, el tramo a recorrer debe ser corto debido a la escasa velocidad del agua y sin duda contar con un guía nos permitirá  pescar tranquilo todo el día, disfrutar del paisaje y de la abundante avifauna ribereña.

La moderada velocidad del río permite mantener la posición y así pescar un mismo palo hasta el fin.

Los accesos son bastante complejos, algo cerrados por la vegetación con lo cual teníamos que ingresar al lugar de inicio con las balsas desarmadas y recién poder armarlas junto al río. 
Tan pronto como comenzamos  a pescar, ya nos percibimos grandes diferencias de técnicas y sobre todo las posibilidades que nos daba el hecho de estar arriba de una embarcación. Tiros más cortos, ángulo de cast más elevado, precisión, presentación,  derivas más controladas  pasando la mosca a milímetros de los refugios más difíciles y justo allí, “entre los palos”.

Julio López y la primer presa.

 

Guille Magariños sonriente con su dorado.

 

César Neme y otra de las mejores piezas

Todo se tradujo en  mejores resultados,  primero en cantidad y luego en un mejor en tamaño. Es increíble la cantidad de dorados que pescamos a pesar de que el caudal  ese día era el mínimo  suficiente  para mantener con vida los peces  y al contrario de otros ríos, había que remar a favor de la corriente y nunca hizo falta frenar las balsas. 
Por momentos  subían dos o tres dorados a la misma mosca, y el que la ganaba resultaba atacado por otro  más grande y que llegaba incluso a cortar el leader  arriba del tippet de acero, algo curioso.

Julio y César mostrando sus resultados.

Resultó  imprescindible contar con la  experiencia de los dos guías que me acompañaban, Mario en los remos y Cesar que cada ves me sorprende mas con sus truquitos y consejos, en un momento me indica que al caer la mosca le cambiara la dirección de natación con un mend, ese era el momento en el que explotaba el agua con un pique en “lavarropas” muy violento,  también note que al levantar la mosca para el back cast  se perdían  piques de dorados que  seguían la mosca, allí César  me dice:  Antes de levantar la mosca,  tira una pequeña corrección contra corriente para darles más tiempo. No les puedo explicar todas las capturas que obtuvimos de esa manera, y uno más:   “Deja pasar ese palo, tiene doradillos, el de atrás puede tener uno mejor  y te lo perdes  mientras devuelves el chiquito” y… dicho y Hecho, todas las elecciones de palos fueron correctas y nos dieron los mejores dorados.
 Pescar dorados “al palo” es verdaderamente  espectacular,  la reacción inmediata de los peces quienes parecen saber que tienen solo una oportunidad de cazar las moscas, y las atacan con una furia y velocidad descomunal, luego el desafío de presentar como la mosca a la perfección casi milimétrica.

 

 

El antes y el después de la dentadura de un dorado reflejado en estas moscas.

En cuanto a los equipos,  usamos cañas Redington CPX #6 y Redington SS #6, esta temporada todavía están para utilizar un equipo seis, pero la que viene seguro tendremos que usar un #7 u #8. El notable crecimiento de los dorados  lo amerita, las líneas siempre para agua salada y climas tropicales cuyo recubrimiento diseñado para las altas temperaturas nos ayuda bastante, con el  sol santiagueño; probamos las Rio Mainstream Saltwater, y las nuevas Rio Bonefish. LaRio Tropical Saltwater WF7F/I, con su punta intermedia nos ayuda a bajar un poco más en  determinados lugares  y de esta manera podemos  pasar más camuflados  y  tentar a los más selectivos. El leader  elegido fue el Stripped Bass de Rio de 7 ft con 17.6 Lbs de resistencia y un chicote de acero de 20 Lbs.

La mejor, estos dorados alcanzan los 4kg.

 

Las moscas, lo primero que debemos contar es no menos de 20 moscas por día de pesca, no solo por las que dejamos adornando las ramas sino por los dorados con sus dientes  quienes se encargan de cercenarlas y dejarlas inservibles.
Los modelos más rendidores fueron las Némesis  atadas  en anzuelos 2 y 3/0 . Preferentemente  anzuelos TMC 811 S o similares en colores negro, amarillo rojo, chartreuse, cola plateada y cabeza de Craft Fur negro  de unos 10 a 15 cm de largo, y una apreciación muy personal:  “Pesca mucho más un tiro muy preciso que la mejor mosca”, así  es  que debemos practicar  bastante precisión  y arriesgar nuestras moscas  al extremo, los anti enganches funcionan muy bien tanto con los palos, como con los dorados por lo cual debemos estar dispuestos a perder el 50 % de los piques.
A las autoridades que les competan les voy a pedir que no permitan de nuevo  los cortes de agua para que no tengamos que vivir la desagradable experiencia de la masacre del 2003, voy a pedir también  a todos los pescadores que estemos alertas y sumemos esfuerzos para proteger este verdadero tesoro  tapizado de escamas de plata y de oro. Cuidemos entre todos este valioso  recurso que no solo disfrutamos los pescadores, sino  que también alimenta y da vida a innumerables poblaciones  ribereñas desde Las Termas de Rio Hondo hasta su desembocadura en la laguna de Mar Chiquita.

                                                                                                                     Julio López