BARILOCHE.

El nivel de gasto de los turistas que llegan para esa actividad deportiva y recreativa es de 3.000 pesos por día. También se alojan 8 jornadas promedio, el doble que el visitante convencional.

Un pescador se cruza con otros turistas en el hotel, en la calle o en un restorán cualquiera de la ciudad, y en principio no hay nada que los diferencie. Error. Los visitantes que recibe la ciudad en plan de disfrutar de la pesca deportiva o recreativa se quedan en promedio unos 8 días en la ciudad cuando el turismo en general no supera los 4 días.

la economía local también se beneficia mucho más con los pescadores, que tienen un gasto diario superior a los 3.000 pesos en promedio, cuando el conjunto de los viajeros que recibió Bariloche el último invierno dejaron 2.300 pesos por día, según cifras difundidas por el Ministerio de Turismo de Río Negro.

La radiografía sobre el comportamiento y las características socioeconómicas de la pesca deportiva y recreativa en la cuenca del Limay y la zona de los lagos andino patagónicos fue realizado por un grupo de estudio de la Universidad Nacional del Comahue y comprobó que durante la última temporada ese segmento inyectó a la rueda económica local un total de $ 130 millones.

El trabajo señala también que esa cifra podría ser mucho mayor si se resuelven algunas de las demandas de los pescadores -que fueron puntillosamente relevadas- y si se encaran estrategias de promoción que permitan llegar a nuevos mercados emisores.

La pesca deportiva y recreacional en el área Bariloche (que incluye el lago Nahuel Huapi y otros de la zona, la cuenca del Limay y la del río Manso) “es de muy buena calidad, ya que a las condiciones de conservación de los ambientes, la belleza natural del entorno y la provisión de servicios adecuados se suman las excelentes características de la ictiofauna”, refiere el estudio.

La conclusión surge de las encuestas realizadas durante la temporada 2017/2018 con pescadores residentes, turistas nacionales y turistas internacionales.

Una de las conclusiones principales es que el pescador típico no decide su destino sólo por el tamaño o número de las piezas que se le prometan capturar, sino “por la disponibilidad de distintos tipos de ambientes y la variedad en las modalidades de pesca” que puede realizar.

El trabajo pone el foco en la cuestión económica y destaca que el gasto turístico diario de quienes practican la pesca deportiva/recreativa en Bariloche es de 3.020 pesos en promedio.

Los residentes gastan apenas 284 pesos por día y los turistas nacionales 1.847,35 pesos. Pero los extranjeros contribuyen a subir la media con un desembolso de 6.382 pesos por jornada.

La lectura inevitable es que el turismo de pesca resulta un segmento particularmente atractivo para la ciudad, ya que gasta casi uno 30% más en promedio que el turismo en general.

Ese potencial es mucho mayor al tener en cuenta los días que el pescador permanece en la ciudad. Mientras el conjunto de turistas (sin discriminar) permanece una media de 3 a 4 días, según la estadística que lleva el municipio, el estudio determinó que los pescadores registran 8 días.

Marcelo Alonso, magister en Acuicultura y miembro del equipo de investigación, señaló que esos datos deberían servir para orientar mejor las políticas de promoción.

Dijo también que la pesca debe ser entendida como una “experiencia integral”, que pasa no sólo por la captura de un salmónido de buen porte sino por el disfrute de la naturaleza y el paisaje. “No es que a la gente venga sólo a clavar un cachalote”, graficó Alonso. Subrayó que se debe fomentar la pesca en “ambientes abiertos” porque de ese modo la actividad “distribuye más” desde lo económico. En forma tácita, esa recomendación desalienta el desarrollo de “lodges” privados.

Algunos de los datos del estudio tienden a contradecir creencias arraigadas. Por ejemplo el importante desarrollo que tiene la pesca entre los propios residentes de Bariloche y localidades vecinas, que son el 60,4% del total. Sólo el resto son turistas.

De estos últimos, el 26,6 % son extranjeros, el 22,8 % del Alto Valle, el 19% de capital federal y el 7% de provincia de Buenos Aires. De los extranjeros el 52% son de EE.UU. El río Limay es el ambiente preferido por los extranjeros.

La pesca es una actividad casi exclusivamente masculina (son el 95,5% en este tipo de turismo), el 22,4% de este público se aloja en hotelería cinco estrellas y el 45,8% llegan por vía aérea. Ambos datos son marcadamente superiores a la media general. También los pescadores registran una alta tasa de regresos. El 98% de los encuestados manifestó interés en volver a Bariloche. El 77% vino ya más de una vez y el 71,6% es exclusivamente pescador.

Bogos Pesca

“La pesca deportivo-recreativa en esta ciudad destino agrega valor a la diversidad de experiencias y servicios que son posibles -señalan los investigadores-. Un destino que es accesible, está conectado, tiene infraestructura y ofrece mucho muy cerca, cuenta con una fortaleza competitiva en cualquier contexto mundial, si se consideran algunas tendencias de consumo turístico”.

Marcelo Alonso destacó que en materia de promoción “no todo es poner millones de mangos” y a su juicio haría falta una campaña más enfocada en captar nuevos públicos de pesca, entre las que recomendó “más notas en revistas especializadas”, por ejemplo, antes que difundir el producto en ferias generales.

Consideró importante invertir en más controles del furtivismo y en campañas de educación ambiental del tipo “llevate la basura” .

El trabajo concluye que la calidad de Bariloche como destino turístico accesible y equipado “es la base para una mejor y necesaria coordinación entre el sector público y los sectores privados, dado que la pesca deportiva/recreativa es una práctica en crecimiento a escala mundial”.

El paisaje es el principal atractivo para armar la caña

Tal vez sorprenda comprobar que para el pescador la calidad de los peces que pueda capturar no son el factor más valorado para elegir un destino, sino que la motivación pasa por el entorno natural.

Según se desprende de las encuestas realizadas por la UNC, el 91,1% de los pescadores señaló la “belleza del paisaje y la naturaleza” como el factor más valorado y en segundo lugar con el 36,7% aparece “la diversidad y cantidad de especies de pesca”. El 20,3% señaló como tercer valor “la calidad del agua de los ambientes”.

El cuestionario también buscó indagar sobre los obstáculos o “conflictos” que encuentran los pescadores.

Señalaron en primer término “la presencia de basura y suciedad en el ambiente (21,1%), seguido por los accesos restringidos por privados a los ambientes de pesca (13,2%), el costo alto de las excursiones y guiadas (10,5%) y el poco control para la protección del recurso (7,9%).

Un estudio de técnicos de la Universidad Nacional del Comahue analizó la visión y el comportamiento de los pescadores que llegan a la zona.

La encuesta reveló que el 26,6% son extranjeros. (Marcelo Martínez)

El 91,1% de los pescadores señaló la “belleza del paisaje y la naturaleza” como el factor más valorado y en segundo lugar con el 36,7% aparece “la diversidad y cantidad de especies de pesca”.

Datos
$ 6.382
es el gasto promedio de un pescador extranjero que llega a la región. Los nacionales superan los $ 1.800.
60,4%
es el porcentaje de pescadores locales que disfrutan de la actividad en Bariloche.
91%
elige Bariloche y alrededores por la belleza del entorno y la naturaleza. Detrás está la calidad de los salmónidos que pueden pescar.
El río Limay es el ambiente preferido por los extranjeros pero los entendidos se quejan de la falta de limpieza y seguridad para los visitantes.
Falta fomento y cuidado de Provincia y Parques

Aunque cuenta con un recurso invalorable, la provincia de Río Negro hace poco por preservar sus ambientes pesqueros, y algo parecido ocurre con el parque nacional Nahuel Huapi, según observó Herbert Bartz, amplio conocedor del rubro.

“Neuquén fomenta más y cuida mejor -aseguró-. Son más
estrictos con los permisos y luchan más contra el furtivismo. El parque Los Alerces también trabaja bien. Pero acá tenés que ver lo que es el Limay, un desastre”.

A su juicio, Bariloche es una ciudad “que no invita a venir, sobre todo a los extranjeros”. Mientras que para los turistas nacionales la principal contra es que “se puso todo muy caro”, porque los insumos de pesca están dolarizados “y se fueron a las nubes”.

Según Bartz, el río Limay es un recurso formidable pero faltan peces de buen tamaño porque “está muy furtiveado y no se recupera”. Dijo que los guardapescas controlan “pero sólo de día”, y basta con ir a la madrugada para ver “cómo los furtivos hacen lo que quieren”.

Otra observación que hizo tiene que ver con los robos con artículos que se dejan en los vehículos en la zona del Limay.

“Un destino que es accesible, está conectado y tiene infraestructura cuenta con una fortaleza competitiva”.
Marcelo Alonso, magister en Acuicultura e integrante del equipo de investigación.
Valoración
36,7%
de los encuestados por la Universidad del Comahue dijeron que optan por la pesca en esta zona por la diversidad y cantidad de especies para capturar.

Si queres podes unirte y publicar tus salidas de pesca en https://www.facebook.com/groups/646608752084290

Fuente: www.rionegro.com.ar