La irrupción del multifilamento generó una verdadera “revolución cultural” entre los pescadores. Si bien algunos ya lo transformaron en carne de sus prácticas, aún muchos desconocen de que se trata, o les es difícil vislumbrar su rico abanico de posibilidades.
La definición de multifilamento “per se” no dice mucho: un filamento formado por varias hebras. Un ejemplo es el dacrón, un multifilamento de poliamida utilizado por décadas en la pesca de altura. Pero este no es el caso de la nota. Cuando hablamos de las modernas multifibras, “multi” en la jerga argenta, nos referimos a las construidas con Gelspun Polietileno (GsPE), o simplemente PE al decir japonés. Se trata de un material desarrollado con fines bélicos, farmacológicos y aerospaciales, que terminó derramado sobre la pesca deportiva como infinidad de otros productos.
Estas multifibras de polietileno son extremadamente livianas, y a igual peso, hasta 40 veces más resistentes que el acero. Sus nombres comerciales son Spectra y Dyneema, similares pero no iguales, ya que pertenecen a empresas diferentes, con registros diferentes. Dyneema es producido por la holandesa DSM (Dutch State Mines), muy difundida en el ámbito de la pesca deportiva (Climax, Berkley, Sufix, Asso, etc..). Spectra es de la norteamericana Honeywell International, Inc., una fibra de polietileno de cadena larga con cualidades muy similares al Dyneema, utilizada por la marca de pesca SpiderLine.
Como la materia prima solo es producida por 2 empresas (más una Toyobo Co. LTD, asociada DSM para cubrir el mercado asiático) existe un costo mínimo de fabricación, independientemente de que se manufacture en China o Europa. El umbral base en Argentina ronda los $ 55 (18 U$S) (este precio es de la época de la nota, pero en dólares está bastante aproximado) por 100 metros. Si el precio es inferior, tenga por seguro que el Dyneema está mezclado con otras fibras más económicas.
Prácticamente todos los multifilamentos son tratados contra la radiación UV, la fricción y la corrosión, resistiendo mejor que el nylon (del mismo diámetro) los efectos de la sal, el calor, medios ácidos y el frío o calor extremo. Se le agregan distintas calidades y estándares de vida útil según el trenzado y la impregnación que se les aplique.

Olvídese del mito de que el multifilamento arruinan los pasahilos. Esto sucedía en el pasado (más que nada con herrajes de calidad dudosa), pero con los modernos métodos de pulido se convirtieron en blandos y sedosos.
Grupos y características
Las multifibras se dividen en dos grandes grupos: trenzadas y fusionadas. El tipo más difundido son las trenzadas. En estas un número determinado de microfibras, se orientan siguiendo un mismo eje en un cordón muy fino. A su vez, este cordón se entrecruza como en una trenza. Cuanto menos cordones tenga la trenza, más oval será el multifilamento. Por el contrario una cinta con mayor cantidad de cordones (y por lo tanto más finos) tenderá a ser más redonda. Este formato es el más versátil y recomendable en pescas de fuerza, como spinning pesado, jigging o trolling, ya que genera el mejor coeficiente de resistencia.
Las fusionadas difieren completamente en su construcción. Técnicamente las multifibras se colocan en forma longitudinal y se los cubre con un forro especial (de diferentes calidades y espesores según las marcas). El resultado es similar a un cable de electricidad. A igual diámetro son menos resistentes que las trenzadas. Su principal inconveniente es que al romperse el forro las fibras quedan expuestas “de a una”, debilitando mucho al conjunto. Normalmente se las usa en pescas sutiles, como spinning liviano o pejerrey muy sutil. Suelen ser menos galleteras al recoger con poca tensión, o con los golpes de muñeca típicos del sticking (variante de trabajo de artificiales muy rendidora en spinning).
A pesar del material de construcción, no todos los multifilamentos flotan, ni dejan de ser buenos o malos porque floten o se hundan. El Dyneema posee una densidad de entre 0,95 y 0,97 gr/cm3 (muy similar a la del agua), produciendo una ligera flotación en la membrana del agua. Una cualidad esencial en la pesca de pejerrey de flote. Aun así existen multifilamentos de Dyneema que por tener impregnaciones (ej. Teflon) se hunden lentamente (ej: Whiplash). Los multifilamentos que flotan se pueden destinar a cualquier uso, mientras que los que se hunden quedan automáticamante relegados de cualquier pesca de flote.

Novedades Climax
Para pescadores exigentes que buscan la máxima perfomance en multifilamentos, Climax acaba de incorporar dos nuevos multifilamentos, fabricados en Alemania bajo estándares de calidad de la Comunidad Europea.
El Climax Select HMP está disponible en colores de alto contraste (naranja o amarillo) y es 100 % flotante. Compuesto exclusivamente por Dyneema, posee una alta resistencia en relación a su diámetro. Duro y de sección circular (para lances extremos), resulta ideal para pejerrey, spinning, bait casting o deep jigging.
El Climax “Match/Stip Line” está considerado como uno de los mejores multifilamentos a nivel mundial. Posee color gris y es 100 % flotante. Su exclusivo tratamiento de termofijación (100% Dyneema) que le otorga un estiramiento casi nulo y gran resistencia a la abrasión. Extremadamente sedoso, posee una resistencia descomunal (ej: 15,50 kg en apenas un 0,14 mm). Este detalle lo habilita para el mayor nivel de exigencia en pejerrey, spinning, bait casting o deep jigging.
Junto a esta novedades Dolphin Pesca ofrece un impresionante surtido de multifilamento de las más afamadas marcas. Haga click aquí y vaya directamente a la sección que los describe.

Aplicaciones del multifilamento
Pasar del nylon al multifilamento puede resultar todo un shock, básicamente porque su falta de estiramiento modifica todas las sensaciones conocidas. Tómelo como un proceso y experimente con las modernas multifibras sobre todo en las siguientes modalidades:

Pesca de pejerrey: el multifilamento resulta una herramienta insustituible en la pesca de flote. Por un lado se mantiene en superficie (evitando el engorroso uso de flotalíneas) y por el otro su falta de estiramiento permite hincar el anzuelo con un simple golpe de muñeca. Piensen en una clavada promedio de Playa Honda, en el Río de la Plata. Un mínimo de 10% de flexibilidad implica5 m de estiramiento en solo 50 m, que imponen un “tremendo palazo” para llegar firma a la boca del pejerrey. Por el contrario con el multi esta distancia se reduce a unos pocos centímetros que se vencen con un simple movimiento de muñeca. Es frecuente que por impregnarse con detritus y aceite de la ceba el multi se hunda en los primeros metros. Para evitarlo embeba el multi con alguna silicona liquida (tipo Flotar) para que bloquee la entrada de estos agentes. Como efecto secundario eleva la flotación, permitiendo un mejor despegue del agua durante la clavada.

Spinning y Bait Casting: el multifilamento es una herramienta insustituible para pescar especies de boca dura como la tararira y el dorado. Hace unos años la flexibilidad del nylon obligaba a diámetros gruesos (menos estirables) y cañas realmente duras. Hoy el multifilamento permite usar cañas más agradables e incrementar la proporción de clavadas. Otro punto es que el multi transfiere mejor las vibraciones del artificial, mejorando el control cuando se pesca cerca del fondo. En el caso de chafalotes o pira pitás, que cazan como un rayo, el multi transmite con más velocidad la reacción instintiva del pescador al clavar.

Trolling: el menor diámetro del multifilamento permite que en señuelo gane hondura con más facilidad. Un ejemplo pueden ser las piedras más profundas de Paso de la Patria. Mientras usando nailon 0,40 mm el señuelo debe trabajar a un mínimo de 80 m de la lancha, con multifilamento de igual resistencia (0,18 mm) se puede llegar a la misma profundidad a la mitad de esa distancia. Esta cercanía permite un mejor control del timonel, y más rapidez en la reacción tras el pique.

Canales profundos: tras bagres de mar, paties, manguruyúes o armados en canales profundos (pesca que se realiza en sectores correntosos de 20 a 40 m), pescar con nylon impone plomadas de 200 a 500 gr. gramos para llegar al fondo y quedarse. El menor diámetro del multifilamento, y por lo tanto una mayor capacidad de cortar el agua, permite achicar el gramaje del plomo hasta en un 100%. Ello da lugar a una pesca con equipos más livianos y “disfrutables”.

Deep Jigging: el deep jigging moderno nació gracias al multifilamento. Su escaso diámetro y nulo estiramiento resultan indispensables pescando en grandes profundidades, tras salmones, chernias o pez limón. Los golpes de caña se transmiten mejor al artificial y en el caso del pirking, da una lectura ultraprecisa del fondo. En todos los casos se utiliza un bajo de 3 a 5 m fluorocabono como amortiguador y conexión invisible.

Otros usos: por su bajo diámetro es muy probable que el multifilamento prontamente se incorpore en la pesca de surf casting. Su escaso diámetro permitirá anclar la línea con plomadas más livianas. Su uso en Europa ya es extendido y es de esperar que en breve los pescadores nacionales inicien experiencias al respecto.

Consejos Finales

Antes de llenar la bobina se recomienda hacer una cama de nylon de 5 o 10 metros. Hace amortiguador y protege en carrete de deformaciones o estallidos.

Como el multifilamento es más afecto a las galletas que el nylon, cárguelo dejando un mínimo de 2 mm al borde del labio del carrete.

El multifilamento es más resistente a la abrasión que el nylon a igual diámetro, pero no a igual resistencia. Un multifilamento de 0,20 mm puede soportar 20 Kg., el equivalente a un nailon 0,70 mm. En este caso el nylon es más resistente al roce por una relación diámetro/superficie.

En lugares de alta abrasión, como piedras o palos se recomienda poner un terminal grueso de fluorocarbono o nylon para evitar cortes prematuros.

La repetición de tiros produce roturas en las microfibras en los primeros dos o tres metros de multi. Córtelos sin miramientos ante los primeros despeluchamientos

Como el multi prácticamente no estira ni amortigua, clave con menos fuerza y regule el freno un poco más flojo.

El PE es prácticamente imputresible, no lo tire al medio ambiente ya que se transformará en una trampa mortal para peces, aves o reptiles.

 

Cuando no usar multifilamento

Pescando con señuelos muy livianos, en sticking o con paradas bruscas (recoger flojo y con poca resistencia genera permanentes galletas).

Pescando con elementos delicados, porque su extrema resistencia y falta de estiramiento promueve roturas en cañas, reels, etc….

Con peces muy luchadores de boca blanda (como lisas o truchas) ya que propicia desgarros, heridas innecesarias y vuelve a la lucha extremadamente brusca y agresiva.

Lo mismo sucede en pescas sutiles de carnada, como el caso de las bogas o carpas. De la misma manera que nosotros sentimos todo a través del multi, los peces tienen la misma sensación picando mal o con excesivo recelo.

Cuando se tiene que pescar con carnada sin tensión, o mirando el pique en la panza.

Únete a nuestro grupo de facebook para comentar tus pescas

https://www.facebook.com/groups/64660875208429

Fuente: www.dolphinpesca.com

Texto y Fotos: Diego Flores